Blogia
compartimos cuentos hispanoamericanos

A la deriva, de Horacio Quiroga

A la deriva,  de Horacio Quiroga

El hombre pisó algo blancuzco, y enseguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al volverse con un juramento la vio, arrollada sobre sí misma, esperando otro ataque.

 

¿Qué sentimientos crees que tuvo el protagonista de la historia?

Cuando nos surge algún problema, ¿luchamos hasta el final o por el contrario nos dejamos vencer fácilmente? Hemos oído muchas veces la expresión de “La esperanza es lo último que se pierde”, ¿estamos de acuerdo con ella?

 

Links:

A la deriva: 

http://www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/LiteraturaLatinoamericana/quiroga/aladeriva.asp

Horacio Quiroga:

http://www.babab.com/no10/horacio_quiroga.htm

CRISTINA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

lucia -

Como norma general, todas las personas cada vez que nos surque o se nos plantea un problema, tendemos a intentar resolverlo,pero no siempre somos capaces de llegar a la solución. Todo ello depende del estado anímico de la persona, de las circunstancias personales,del índole del problema...etc. Pero en definitiva, la lucha se lleva hasta el final y nunca se pierde la esperanza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Rubén -

Muchas veces existen problemas que superan a las personas, pero hay que planteárselo como un reto para así poder conseguir esa meta.
Hay que tener en cuenta, que los problemas son diferentes en cada persona, ya que un mismo problema afecta a las personas de forma diferente.
También opino que la autoestima de cada persona influye en ello, porque no es lo mismo una persona que pase parte de su vida preocupada o triste por un problema, que otra radiante de felicidad, cada una lo va afrontar de forma muy difernte.

Raquel -

En contestación a una de las preguntas hechas por Cristina: yo creo que depende de la fuerza y constancia que tenga cada persona en una situación determinada.
Cuando se lucha por lo que uno quiere es muy difícil rendirte a la primera de cambio, por le contrario si luchas por algo en lo que ni siquiera tu crees... a la mayor dificultad lo dejas sin más preocupación.
En mi opinión siempre uno lucha por aquello que anhela sin miedo a lo que le pueda ocurrir, si es algo que carece de importancia para ti no tiene sentido que luches por ello.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres