Blogia
compartimos cuentos hispanoamericanos

EL HIJO, de José Martí

Nos cuenta la historia de un padre viudo que tiene un hijo de trece años. Al niño, le encanta ir de caza y su padre tiene tanta confianza en él ,que le deja ir  sólo al monte a cazar. Un día el niño va a cazar al monte y se muere, el padre al ver que no regresa, lo va a buscar ,se encuentra con él cadáver de su hijo y no se lo cree, piensa que esta vivo , deja el cadáver en el monte y él vuelve para casa alucinando, pensando que va abrazando a su hijo pero sólo va abrazando a una sombra.

 

¿Pueden unos padres superar la muerte de sus hijos? ¿Estamos preparados para afrontar un dolor tan grande?

LUCÍA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Mónica -

Obviamente, la muerte de un hijo debe de ser uno de los mayores dolores psicologícos que puede haber en este mundo.
Yo creo que aunque pase el tiempo y parezca que todo esta mal calmado, una simple palabra, fecha o recuerdo puede avivar ese dolor...
Asi que a mi parecer superer una muerte asi debe de ser prácticamente imposible...

Rubén -

Tiene que ser muy doloroso que un padre tenga que enterrar a su hijo y más en estas circunstancias, cuando por norma general es al revés.
Es algo que trastoca la vida por completo y hace que nada vuelva a ser como antes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

desiree -

Siempre he oído que es un dolor muy grande para unos padres tener que enterrar a un hijo. Pienso que ese dolor nunca se supera.

Cristina -

En mi opinión ningún padre es capaz de superar la muerte de un hijo. Sin embargo, algunos la asimilan de una manera más rápida que otros, pero ninguno llegará a recuperar el gran vacío que les ha quedado.
Hay una frase, que he escuchado varias veces que dice "lo bonito es que los hijos entierren a los padres".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres